Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/14/2011 12:00:00 AM

Jaime Santos

Una de las personas que más han hecho reír a los colombianos es el ‘doctor Clímaco Urrutia’, el personaje que Jaime Santos creó como una crítica a la demagogia de los políticos.

Una de las personas que más han hecho reír a los colombianos es el ‘doctor Clímaco Urrutia’, el personaje que Jaime Santos creó como una crítica a la demagogia de los políticos. Santos se formó como periodista en la Universidad Javeriana y como director de teatro en la Academia Superior de Bellas Artes de Praga. Fundó en 1968 el Teatro Popular de Bogotá y lo codirigió con Jorge Alí Triana. Luego fue director de educación artística en Colcultura y tiempo después trabajó como director de dramatizados en Caracol Televisión. En 1977, un año antes de las elecciones presidenciales, nació ‘Clímaco Urrutia’. Le propuso la idea un político de entonces, en teoría para contrarrestar el apoyo que estaba recibiendo el precandidato liberal Julio César Turbay Ayala y aumentar el favoritismo hacia Carlos Lleras. Para eso, Santos creó un personaje “que era todo lo contrario a Turbay: era sincero y no prometía nada”, pero también “era una radiografía del típico cachaco lambón, meticuloso e hipócrita”. A pesar de la derrota de Carlos Lleras, ‘Clímaco’ continuó ofreciendo su show cómico en Colombia y en varios países latinoamericanos. La clave de su éxito estuvo siempre en la improvisación, pues ‘Clímaco’ no escribía ni una sola línea antes de presentarse. Sin dejar a su personaje, trabajó como libretista de televisión y fue además columnista de El Tiempo, El País, y comentarista  del Noticiero TV Hoy. Luego fue cónsul en Canadá y Panamá, de lo que resultó su libro El cónsul en su laberinto, publicado en 2007, donde critica la burocracia que se maneja en los consulados. Dice con sarcasmo que “está mal escrito” y está  buscando a quienes lo compraron para devolverles la plata.  Hoy, a sus 70 años, quiere ser pedagogo en el campo de la técnica actoral y la dramaturgia, una faceta que siempre le ha gustado. Pero no quiere montar una academia porque “eso es un negocio”, sino que espera vincularse a una universidad.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.