Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2010/01/30 00:00

¡Jálale, Jálale!

¡Jálale, Jálale!

El mundo futbolístico no había sentido tal tristeza desde la muerte trágica de Andrés Escobar. En esta ocasión la violencia escogió al delantero paraguayo Salvador Cabañas, figura de su selección, quien el pasado lunes fue baleado en la cabeza en el baño de un bar de Ciudad de México. Mientras el goleador se debate entre la vida y la muerte, la justicia mexicana sigue dilucidando qué fue lo que ocurrió la madrugada del 25 de enero. Tras conocerse las imágenes de las cámaras de seguridad del bar, hay un gran sospechoso: el comerciante José Jorge Balderas Garza, quien estaba acompañado de su escolta. Pero varias preguntas siguen sin resolver: ¿Por qué había un hombre armado en el bar? ¿Por qué huyeron tan fácil? ¿Por qué Cabañas aparece, luego del atentado, en una foto con una camisa negra y en las imágenes del video con una camiseta blanca? Una última versión indica que el jugador discutió con Balderas porque éste le reclamó que ya no hacía goles en el América de México. “Jálale (tira) si tienes muchos huevos”, le dijo Cabañas con insistencia al comerciante antes del disparo.¡Jálale, Jálale!
 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.