| 2001/10/29 00:00

Jorge Castro, el hombre solidario

Jorge Castro, el hombre solidario

En junio de 1999 los colombianos observaron las imágenes del linchamiento de un zapatero en una manifestación en Chinchiná, Caldas. Pese a la pasividad de la mayoría de los presentes sólo un solidario hombre, llamado Jorge Castro Bustamante, dio una muestra de civismo al alzarlo en sus brazos, para llevarlo a que le salvaran la vida. Aunque el zapatero murió pocos han podido olvidar el gesto de esta persona. Sin embargo esa acción le cambió la vida pues empezaron a llegarle amenazas de muerte, cada vez con más frecuencia. Tuvo que abandonar su ciudad e irse para Bogotá. Eso no fue todo. “Por lo sucedido me mataron dos sobrinos, mi mamá tuvo que salir del pueblo y yo me tuve que ir del país a continuar con mi vida”. Hoy Castro Bustamante vive en un pueblo del Canadá en calidad de refugiado político, donde se dedica a estudiar francés. Está allí desde hace cuatro meses. “La soledad es muy berraca pero acá tengo una oportunidad muy linda. Voy a trabajar duro y mi deseo es volver algún día a mi país”, dice desde el frío invierno del país del norte. Pese a lo que le hicieron, él afirma no tener odios. Sólo pide que se haga justicia y que lo dejen en paz.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.