Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/17/2012 12:00:00 AM

Jorge Riveros

Nacido el 10 de noviembre de 1934 en Ocaña, Norte de Santander, este reconocido artista recuerda que “sin querer me marcó el paisaje de la finca donde crecí, las quebradas cristalinas, los peces y las cientos de aves que llegaban a dormir a las ramas de los árboles”.

Nacido el 10 de noviembre de 1934 en Ocaña, Norte de Santander, este reconocido artista recuerda que “sin querer me marcó el paisaje de la finca donde crecí, las quebradas cristalinas, los peces y las cientos de aves que llegaban a dormir a las ramas de los árboles”. A los 14 años se fue a probar suerte en Bogotá, a desarrollar la única actividad de su vida: la pintura. Ya fuera dibujando toros o bailarinas, el artista se ganó la vida y pagó sus estudios entre 1951 y 1956 en Bellas Artes de la Universidad Nacional. En 1964 se ganó una beca del Icetex para hacer una maestría en pintura mural en la escuela de Bellas Artes de San Fernando, Madrid. Luego viajó a Alemania como un reto propio. Allá vivió diez años y conoció a la que hoy es su esposa, Inge, una rubia amable y cordial a la que no le costó mucho trabajo aprender el español y quien tuvo la iniciativa de que se radicaran en Colombia. Cuatro hijos fueron el fruto de este matrimonio que lleva casi 40 años de convivencia. Para Riveros, la escuela de Bellas Artes fue por 24 años su recinto de enseñanza y aprendizaje. En su casa permanecen más de 800 cuadros de su autoría y ya perdió la cuenta de cuántos ha pintado en su vida. Para él, lo más valioso de su carrera ha sido la evolución de su arte que pasó por corrientes como el figurativismo, lo abstracto, geométrico, constructivista y expresionista. El dibujo, la escultura, los vitrales y murales en mosaico, hacen parte de sus colecciones expuestas y premiadas en países como Alemania, Suiza, Francia, Brasil y Emiratos Árabes. Jorge Riveros, después de 60 años de carrera artística, sigue pintando y creando obras en su casa al norte de Bogotá y se dedica al cultivo de bonsáis, hobby que comparte con su compañera.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.