Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/10/2008 12:00:00 AM

José Fernando Castro Caycedo

El país quedó conmocionado esta semana al ver en directo la muerte absurda y trágica del representante a la Cámara José Fernando Castro Caycedo, quien sufrió un derrame cerebral cuando comenzaba a defender en la comisión sexta su idea de modificar el horario de las ciclovías en el país. Durante más de 25 minutos, los senadores médicos Roy Barreras e Iván Moreno lograron mantenerlo con vida. Pero tras esperar una ambulancia, Castro fue llevado a un hospital, donde lucharon infructuosamente por salvarle la vida. Este zipaquireño de 57 años empezó su carrera política como coordinador internacional de la campaña presidencial de Luis Carlos Galán. Hizo parte de la Junta Directiva del Icbf y Prosocial, fue superintendente de Servicios Públicos y entre sus cargos más recordados está el de defensor del Pueblo. Abogado de profesión, izó la bandera del liberalismo hasta que comenzó su campaña para las más recientes elecciones de Congreso, cuando aseguró que la jugada de pasarse a Cambio Radical no era una “voltereta política”, sino una convicción clara de apoyar al presidente Uribe y garantizar su política social en este Congreso. Defendió la propuesta del voto obligatorio, “el que no vote, que no se queje”, sosteniendo su teoría de que esa figura garantizaría que las instituciones fueran renovadas. José Fernando, hermano del periodista y escritor Germán Castro Caycedo, era egresado de la Universidad la Gran Colombia. Su muerte dejó al descubierto uno de los temas por los que luchó incansablemente como defensor del Pueblo, las fallas que hay en el sistema de salud.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1844

PORTADA

Francisco superstar

La esperada visita del papa a Colombia tiene tres dimensiones: una religiosa, una política y otra social. ¿Qué puede esperarse de la peregrinación del sumo pontífice?