Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/14/2013 1:00:00 AM

"Es un asesinato moral"

Tres preguntas al escritor colombiano Juan Gabriel Vásquez, quien firmó el manifiesto contra el espionaje.

SEMANA: Muchos colombianos le quitan importancia al escándalo de la NSA aludiendo al dicho según el cual ‘quién nada debe nada teme’. ¿Qué les diría?

JUAN GABRIEL VÁSQUEZ: Que se engañan. El valor de la privacidad no existe solo para quienes quieren esconder algo, es una parte esencial de lo que significa ser libres. Todo el mundo sabe que el ser humano modifica su comportamiento si sabe que es vigilado. Estar bajo vigilancia causa autocensura: dejamos de dar opiniones y de informarnos. Eso aumenta el poder del Estado.

SEMANA: ¿Qué mensaje mandan con la carta?

J.G.V.: Que el espionaje masivo de civiles es un menoscabo de la democracia. Con el trabajo que nos ha costado conquistarla, vale la pena pelear contra lo que la amenaza. El derecho a no vivir bajo la vigilancia del Estado y el derecho a la privacidad han separado a las democracias de los regímenes totalitarios. Un ciudadano bajo vigilancia es menos libre: política, económica y moralmente.

SEMANA: ¿La solución es que la gente se mantenga lejos del mundo digital?

J.G.V.: No. Debe haber límites y controles claros al uso que los Estados hacen de las herramientas tecnológicas. La solución es que el ciudadano tenga control sobre su información y sus datos. El alejamiento del mundo digital sería el mejor regalo para los gobiernos de tendencias antidemocráticas. Mezclemos la vigilancia digital con el puritanismo o los fundamentalismos religiosos, y lo que tenemos es el asesinato moral del individuo.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.