Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2015/10/23 22:00

Káiser

Significa ‘emperador’ en alemán y ha sido por décadas el apodo con el que el mundo del fútbol conoce a Franz Beckenbauer, vieja gloria de la selección alemana.

Beckenbauer participó en la Copa Mundo como jugador y técnico. Ahora, sin embargo, ha perdido su cetro y, quizá, deba dejar pronto su trono, pues la revista Der Spiegel lo señaló de ser la figura central de un nuevo capítulo del escándalo de corrupción de la Fifa: la escogencia de Alemania como país anfitrión del Mundial de 2006 tras un pago de sobornos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.