Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/27/2010 12:00:00 AM

La 26 sigue en vilo

El tan anunciado final feliz del drama en el que se ha convertido la construcción del tramo más largo de la calle 26 por parte del Grupo Nule parece no terminar. Si bien el alcalde Samuel Moreno y la directora del IDU anunciaron con bombos y platillos el reinicio de la obra a manos de Conalvías, lo cierto es que ni la cesión del contrato está en firme y las obras seguirán paradas por lo menos un mes más por varias razones. Por una parte, no está claro quién debe responder por el anticipo que el Distrito les dio a los Nule y en el que no hay claridad del paradero de más de 40.000 millones de pesos. Y lo que es más grave, la Fiducia con la que se pagan todas las obras y proveedores fue embargada la semana pasada por varias entidades financieras. A esto se suman otros hechos complicados. Por una parte, el concejal Fernando López denunció que Conalvías no tiene la capacidad financiera para asumir un contrato que vale 315.000 millones de pesos. Además de no tener la suficiente experiencia, como lo advierte el concejal del Polo Democrático Wilson Duarte, si algo quedó claro es que el IDU contrató las obras sin tener los diseños definitivos, tanto que si Conalvías quisiera empezar a trabajar hoy, no lo podría hacer porque siguen faltando diseños. Y lo más complicado: la cesión del contrato hará que ninguno de los culpables de semejante descalabro tenga responsables. La ciudad requiere soluciones reales, públicas, que defiendan los intereses de los bogotanos y no de unos pocos contratistas y funcionarios.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.