Domingo, 22 de enero de 2017

| 2006/02/12 00:00

La amenaza continúa

La amenaza continúa

A las 2 y 46 de la mañana, del jueves 24 de noviembre, el Volcán Galeras hizo erupción. Una lluvia de gases, cenizas, arenas y otros materiales cubrió las poblaciones adyacentes incluyendo a Pasto, capital con 400.000 habitantes. Las 8.000 personas que habitan en la zona de amenaza alta debieron ser evacuadas y pasaron la noche en albergues temporales. El viernes, a las 7 y 20 de la mañana, las señales del volcán presentaron una disminución. Muchos pobladores decidieron volver a sus casas. Los campesinos agradecieron la lluvia de ceniza porque, según ellos, ahora la tierra será más fértil para sus cultivos. El gobierno, entre tanto, les pidió evacuar las viviendas para siempre porque mientras el Galerás esté activo, la amenaza existirá.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.