Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Hace dos años el país se estremeció con la confesión de Luis Alfredo Garavito, alias ‘La bestia’, quien aseguró ante una sorprendida fiscal que él era el autor del asesinato de 140 niños, a quienes les había quitado la vida en menos de una década. Hoy este hombre, de 44 años, se ha convertido en el protagonista de una historia sin final para las autoridades pues por cada uno de los casos se le ha abierto un proceso que ha terminado en condena. El viernes de la semana pasada su pena alcanzó la suma de 2.000 años. Esto sin tener en cuenta que aún falta por fallar el 60 por ciento de sus confesiones ya que desde su captura ha reivindicado la autoría de 60 crímenes más, es decir, que completó 200. “Yo sentía un impulso, nunca planeé un hecho así. Todo sucedía de repente”, insiste al explicar sus motivaciones. Garavito está hoy recluido en un pabellón especial de una cárcel de Villavicencio, aislado para evitar que los demás presos lo maten.

A él, esto parece importarle poco. Ni siquiera le preocupa que su esposa y su hijo que ahora ya debe haber cumplido 18 años lo perdonen. El, sin embargo, insiste en mandarles un mensaje: “Quiero dejar en claro que no tengo ninguna perversión sexual, no soy homosexual. Mi hijo y mi esposa que no sé dónde están deben saber esto”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.