Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2005/01/30 00:00

La Catedral

La Catedral

El tema de la cárcel de La Catedral está de moda por la propuesta de construir un sitio de reclusión para los paramilitares en Santa Fe de Ralito. A la memoria de los colombianos volvió el polémico sitio donde estuvo Pablo Escobar. De aquella prisión de la que se fugó el capo el 22 de julio de 1992 y cuyos terrenos él mismo cedió, y que se convirtió en vergüenza de la justicia colombiana por los lujos de que disponía el capo (gimnasio, casa de 'muñecas' y bar, entre otros), hoy no quedan más que las ruinas cubiertas por la maleza y los arbustos. En la actualidad, en el sector del Valle de la Miel, donde se levantó La Catedral, en zona rural del municipio de Envigado, apenas se logran ver algunas columnas, escaleras y garitas del penal, deterioradas por el abandono, el saqueo y el vandalismo de que fue objeto la prisión. Allí existe ahora una reserva forestal de especies nativas, con sus propios guardabosques, y entre tanto se consolida una parcelación de lotes y casafincas de particulares cuyas cercas lindan con lo poco que queda de la estructura de La Catedral. Se trata de una zona apacible, con una vista magnífica del Valle del Aburrá, en la que también funcionan senderos ecológicos para los caminantes de esta parte de Envigado y Medellín. De Escobar Gaviria y de La Catedral sólo queda el recuerdo ingrato de sus excesos y de sus crímenes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.