Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2007/04/28 00:00

La comuna 13 vuelve a llorar

Le están poniendo el pecho a la justicia pero no tienen quién las cuide. Judith Vergara es la tercera víctima que es silenciada por las balas.
 
Judith Vergara era una líder activa y carismática de la comuna 13 de Medellín. Participaba en el movimiento Madres de la Candelaria, en Redepaz, en la junta comunal del barrio El Pesebre, y trabajaba en la fundación Corpades. El pasado 23 de abril dos hombres se subieron al bus urbano donde ella viajaba, y la mataron. Las organizaciones de esa zona de la ciudad habían enviado a las autoridades de la ciudad un informe advirtiendo sobre el riesgo que corrían porque los paramilitares siguen como amos y señores de esos barrios. Pero la Alcaldía desestimó las denuncias: “Nada más alejado que las apreciaciones del informe en relación con los peligros y las graves amenazas que se ciernen sobre el liderazgo social de la comuna”. La realidad demostró que la comunidad tenía la razón.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.