Domingo, 11 de diciembre de 2016

| 1983/04/25 00:00

LA COSA NO ES TAN FACIL PARA EL GOBIERNO

JOSE NAME TERAN

LA COSA NO ES TAN FACIL PARA EL GOBIERNO

José Name Terán, recientemente elegido presidente de la Comisión Política Central que hoy dirige al Partido Liberal, habló para SEMANA.
SEMANA: Usted como presidente de la Comisión Central del Partido Liberal ¿cómo piensa llevar las relaciones del partido con el gobierno y con los otros partidos en el Congreso?
JOSENAME TERAN: Dentro de un espíritu de respeto mutuo, las relaciones serán las que el gobierno quiera que existan. Pero como en este momento el gobierno no le ha dado un tratamiento de partido al liberalismo, nosotros no tenemos por qué responsabilizarnos por la situación política del gobierno. Respetamos mucho a los funcionarios liberales que están en la administración pero no tienen nuestro respaldo político.
S.: ¿ Cuál es su opinión frente a la emergencia económica decretada por el gobierno?
J. N. T.: Pienso que hay normas realmente importantes y qué consultar: el interés nacional. En virtud de ellas habrá que ratificarlas en el Congreso.
Hay otras que habrá que modificarlas sustancialmente y existen algunas que habrá que negarles vigencia de ley.
S.: Es posible, entonces, que los decretos que van aserestudiados porel Congreso tengan una versión final sustancialmente diferente de la que tenía durante la emergencia?
J.N. T.: Todo depende de la manera como el gobierno trate de manejar en el Congreso la presentación de sus iniciativas. Si es cierto, como se ha rumorado, que va a enviar textualmente los decretos, simplemente cambiándoles el rótulo de Decreto por Proyecto de Ley, creo que van a tener una travesía difícil y complicada.
S.: Hay algún ánimo del liberalismo de ejercer oposición en el proceso que se viene?
J.N. T.: No. Realmente el liberalismo está consciente de que la situación del país no está para hacer oposición por oposición. Pero lo que no puede tampoco el liberalismo es aceptar que el gobierno utilice estos momentos difíciles del país, esta emergencia, para aparentar tener un respaldo político, cuando realmente no lo tiene.
S.: ¿Entonces el gobierno no tiene en la actualidad un respaldo político?
J.N.T.: Dentro del partido liberal oficialista no lo tiene. Eso es claro. No lo manifiesto yo, sino que lo hizo la Convención de diciembre y la Junta de Parlamentarios recientemente realizada.
S.: De los decretos de emergencia que han caído, ¿cuáles piensa usted que son los que deben ser estudiados prioritariamente?
J.N. T.: Pienso que hay cinco o seis grandes iniciativas en el aspecto tributario, por ejemplo, los relativos a nuevos ingresos de los departamentos que realmente están en una penuria económica tremenda; todas esas medidas, en sentido general, tienen buena aceptación. Pero una serie de normas dadas, algunas de una manera caprichosa, otras con poco estudio, pienso que van a tener una travesia bastante complicada en el Congreso.
S.:¿Puede enumerar algunas?
J.N. T.: Por ejemplo, el decreto sobre arriendos. Aun cuando no esta enmarcado dentro de la emergencia, encontramos que el gobierno, por primera vez, logró perjudicar a inquilinos y a propietarios. Golpeó a la clase media, que es la más desprotegida del país.
S.: ¿Qué otro cree usted que va a sufrir una travesía penosa en el Congreso?
J.N.T.: El gobierno le hizo un poquito de trampa a los departamentos, porque mientras con unas normas producía nuevos ingresos a los departamentos y municipios, con otras los recortaba. El Congreso no va a aprobar muy fácilmente. Y cuando hablo del Congreso me refiero realmente al parlamento liberal, aunque sé que hay muchos congresistas conservadores que, aunque no lo dicen públicamente, están pensando como los liberales.
S.: ¿ Usted qué cree que va a pasar con el partido liberal?
J.N.T.: Creo que el partido liberal tiene una situación difícil pero no desesperada. Las elecciones de mitaca van a servir no para un enfrentamiento grave, sino para una confrontación entre los sectores políticos en los que está actualmente dividido el liberalismo.
Creo que es conveniente esa confrontación, porque vigoriza electoralmente al partido. Con un triunfo, sumadas las tendencias liberales por un guarismo considerable, yo pienso que la unión es irreversible y esa unión atropellará a cualquiera que se oponga.
S.: Muchos dicen que uno de los más graves problemas del partido liberal es que está perdiendo su identidad ideológica...
J.N.T.: Lo que sucede es que queremos encuadrar demasiado ideológicamente al liberalismo. Estamos cometiendo un grave error. De verdad es que el liberalismo es un estado de alma, de comportarse. Y así como hemos revaluado la tesis que defendía con tanto ardor el partido liberal anteriormente, hoy es fácil escuchar al Dr. Pastrana decir que el Dr. Betancur está a la izquierda del partido liberal.
Así que yo creo que el liberalismo debe defender dos hechos importantes en el mundo que son el diálogo y el equilibrio. El liberalismo tiene que ser un partido de equilibrio. -

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.