Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/22/2014 10:00:00 PM

La iEpidemia

El cirujano Kenneth Hansraj acaba de confirmar lo que hasta ahora solo era una preocupante especulación: que usar teléfonos móviles puede afectar la anatomía humana.

El cirujano Kenneth Hansraj acaba de confirmar lo que hasta ahora solo era una preocupante especulación: que usar teléfonos móviles puede afectar la anatomía humana. En una evaluación difundida por la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, que será publicada en diciembre en la revista Surgical Technology International, el jefe del Centro de Cirugía Dorsal y Rehabilitación de Nueva York describe la forma como la posición que un usuario de un celular adopta mientras teclea o lee se convierte en una enorme carga para el cuello y la columna vertebral. Según Hansraj, mientras más inclinada está la cabeza, mayor es la fuerza que debe ejercer la columna para sostenerla. La cabeza humana pesa aproximadamente cinco kilos, pero a medida que el cuello se dobla, como si fuera una pesa, la carga sobre las vértebras cervicales aumenta. Una inclinación de 15 grados obliga al cuello a tirar de 12 kilos. Cuando la inclinación es de 60 grados, el cuello siente el doble de ese peso. El médico, que no vacila en considerar al fenómeno una “epidemia”, advierte que la permanente fijación a los teléfonos puede producir daños en la postura, degenerar la columna y conducir a intervenciones quirúrgicas. La alarma es comprensible si se considera que una persona pasa en promedio entre 700 y 1.400 horas al año hablando por celular.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.