Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/18/2011 12:00:00 AM

¿La mano negra?

A las 9:25 de la noche del pasado jueves 16 de junio, una explosión acabó con la tranquilidad de los habitantes del barrio Chicó.

A las 9:25 de la noche del pasado jueves 16 de junio, una explosión acabó con la tranquilidad de los habitantes del barrio Chicó. Un petardo de mediano poder hizo explosión en la avenida NQS, entre calles 94 y 95, en el norte de Bogotá. El artefacto, de dos kilos de indugel, fue puesto en el pedestal del monumento al expresidente conservador Laureano Gómez ubicado en ese lugar. La detonación solo produjo daños materiales en la escultura y en los ventanales de 52 apartamentos. Dos semanas antes del ataque, la Policía antiexplosivos había desactivado un maletín que contenía 12 kilos de indugel. Varias horas antes de la detonación de la semana pasada, el representante Miguel Gómez Martínez, nieto de Laureano, salió del país tras anunciar que había recibido amenazas contra su vida y la de sus familiares. Según él y su familia, la bomba fue un mensaje debido a las declaraciones que recientemente entregó el extraditado narcotraficante Hernando Gómez, alias ‘Rasguño’, sobre los responsables del magnicidio de Álvaro Gómez Hurtado. Esa versión es una de las múltiples hipótesis que 24 horas después del estallido estudiaban las autoridades, pero no es la única.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.