Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2004/04/18 00:00

LA MEMORIA

LA MEMORIA

Hace 50 años, en abril de 1954, SEMANA publicó un aviso que maravilló a los lectores por los adelantos a los que había llegado la tecnología. Se trataba de la calculadora Olivetti Divisumma, un portentoso aparato que para delirio de los incrédulos sumaba, restaba, multiplicaba y dividía. Sí, el aviso decía textualmente: "Es la única calculadora que efectúa en forma completamente automática las cuatro operaciones". Los lectores no daban crédito a semejante avance: "Dios mío, la mente del hombre es capaz de crear cualquier cosa", decían por entonces en la calle.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.