Domingo, 22 de enero de 2017

| 2007/04/14 00:00

La reconquista

Este fin de semana fue inaugurado Gunmaku, un moderno poblado arhuaco de 39 viviendas, escuela, centro de deliberaciones y hospital, en las estribaciones de la Sierra Nevada, en la parte rural de Aracataca (Magdalena). El pueblo, en el que vivirán más de 250 indígenas, se enmarca dentro del proyecto arhuaco de expandir su resguardo, detener el avance colonizador y disminuir la presión sobre la naturaleza de la parte alta de la Sierra, donde más de 20 miembros de esta comunidad, incluidos varios líderes espirituales como el mamo Mariano Suárez, han sido asesinados en los últimos seis años. Para construir Gunmaku, dotado de un moderno acueducto, se destinaron más de 1.300 millones de pesos, y participaron Acción Social, la Gobernación de Magdalena y la ONG Caja de Herramientas, que acompañó a los arhuacos en la construcción de las viviendas. Este proyecto modelo quiere ser replicado por el gobierno en otros pueblos indígenas del país.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.