Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 3/18/2017 11:00:00 PM

“Las batallas más conocidas de ‘El Espectador’ han sido suicidas”

El diario más antiguo de Colombia cumple 130 años. SEMANA habló con Fidel Cano, su director, sobre la historia, el difícil momento que atraviesa el periodismo mundial y los retos para sobrevivir otros 130 años.

Apunto de cumplir 130 años, ¿cómo está la salud de ‘El Espectador’?

Pues mejor que cuando íbamos a cumplir 120 y 125.

La prensa mundial vive un momento difícil, ¿cómo ha afectado eso a ‘El Espectador’?

A pesar de que hoy tenemos muchos más lectores que en cualquier otro momento de la historia, el negocio de la publicidad ha cambiado mucho y no se está transfiriendo al mundo digital. Entonces la plata no está llegando como antes y es complicado ver cómo se va a financiar el buen periodismo en el futuro. Pero mientras uno tenga una comunidad fiel alrededor y una marca fuerte, creo que en algún momento vamos a encontrar dónde está el negocio.  

Eso sin contar con la crisis de la información…

Por muchos años hicimos creer que la información era un bien gratuito. Conforme demostremos que no es lo mismo una información trabajada profesionalmente que una que hace cualquier persona con intereses o manipulaciones, eso volverá a darle un valor a la información.

¿Es pesimista sobre el futuro del periodismo?

En este momento es difícil ser optimista porque estamos en un mundo en donde la mentira y la verdad tienen el mismo valor y en donde el trabajo profesional con la información no está siendo valorado. Pero yo creo que precisamente los efectos de esa situación van a hacer que la información recupere su valor.

¿Cómo van a celebrar este aniversario?

Con lo que sabemos hacer, productos periodísticos. Va a haber una edición especial el martes 22 de marzo, enfocada en la idea de ‘en qué creemos’; en qué creemos en este momento en que todo parece tan relativo y hay semejante crisis de credibilidad. Partimos de la pregunta de por qué se debe creer en el periodismo. Será una edición ilustrada por el maestro Juan Cárdenas. Durante el año vamos a hacer exposiciones y presentaciones, pero no tenemos planeada una gran fiesta.

¿Cuál es el plan para los próximos 130 años?

El reto que tenemos es el de poder trasladar esa tradición tan grande de 130 años y encontrar cómo se expresa eso en los nuevos lenguajes y en el nuevo uso de la información.
 
¿Qué cree que sería diferente en Colombia si nunca hubiera existido ‘El Espectador’?

Creo que muchas cosas serían diferentes. Este es un periódico que ha defendido las ideas liberales desde su nacimiento. Eso puede sonar insignificante ahora, pero fue un periódico que nació en medio de la Regeneración, cuando estaban proscritas las ideas liberales. Salir a defender esas ideas era una cosa seria, que le marcó un carácter al periódico.

Y que le significó un montón de problemas…

Un tipo como don Fidel (Cano Gutiérrez) sabía que le iban a cerrar el periódico, como en efecto ocurrió una semana después. Él llegó a estar preso año y medio simplemente por expresar sus ideas. Después salió a hacer una denuncia contra el gobierno por todo lo que pasó con la pérdida de Panamá. En esa época enfrentarse al gobierno era un acto suicida.
 
Luego vinieron otras épocas en las que siguieron siendo suicidas...

Las batallas más conocidas de El Espectador han sido suicidas. Enfrentarse al Grupo Grancolombiano en su momento lo fue. Y bueno, ya se sabe todo el dolor que le trajo el narcotráfico a este periódico.

¿Cuál cree que ha sido la etapa más dura?

Obviamente toda esa época del narcotráfico fue muy dura y de mucho temor. Pero cuando nos volvimos semanario también fue terrible porque era presenciar que todo lo que con tanto esfuerzo se había creado se iba desmoronando.

¿Qué lo hace sentir orgulloso de estos años a la cabeza del periódico?

Pues imagínese, a mí me entregaron un cadáver insepulto, y vea ahora donde estamos. Haber tenido la posibilidad de volver a ser diario en un momento en que se veía como algo muy loco; cuando estaban cerrando periódicos en todo el mundo alguien decidió hacer una inversión para volver a ser diario, bajo el entendido de que una sola voz no era conveniente para este país. Y desde ahí han sido más los momentos felices. Verlo otra vez consolidado y armando debates. Siento un tremendo orgullo por este equipo, que es un equipo de pelados muy comprometidos con El Espectador y el periodismo. Si estamos celebrando 130 años es por el amor que la gente siente por esta marca.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1834

PORTADA

El peligro inminente de los otros grupos violentos

La bomba del Andino deja claro que terminada la guerra con las Farc aún quedan otros grupos armados. ¿Cuáles son y qué peligro representan?