Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/10/2012 12:00:00 AM

Leonardo Favio, adiós a un grande

Argentina y el mundo despidieron a un artista que quedó en la memoria de varias generaciones, Fuad Jorge Jury, conocido como Leonardo Favio, falleció a sus 74 años.

Argentina y el mundo despidieron a un artista que quedó en la memoria de varias generaciones, Fuad Jorge Jury, conocido como Leonardo Favio, falleció a sus 74 años. Fue un artista integral, director y productor cinematográfico, guionista, compositor, actor y cantante. De hecho, aunque en Colombia es más conocido por sus baladas, en Argentina tenía, además, un gran prestigio como cineasta. Tuvo una infancia difícil y conoció la pobreza. En 1958 comenzó su carrera de actor en una película del peruano Enrique Carrera y dos años más tarde se dio a conocer como director con el cortometraje El Amigo. Luego hizo Crónica de un niño solo y El romance del Aniceto y la Francisca, consideradas las mejores del cine gaucho. En 1968 llegó a la fama como cantante y sus primeras obras como Fuiste mía un verano, O quizás simplemente le regale una rosa y Ella ya me olvidó son clásicos de la balada. Luego de ocho años de éxito, dejó Argentina en 1976 exiliado por la dictadura y se radicó en Pereira hasta 1987, cuando regresó y reanudó su carrera de realizador cinematográfico y cantautor, si bien en una entrevista dijo que “la música me permitió vivir con dignidad”. Leonardo Favio fue velado en el Salón de los Pasos Perdidos del Congreso argentino, donde muchos fueron a darle el último adiós, o quizá simplemente a regalarle una rosa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?