Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/7/2013 1:00:00 AM

Un secuestro raro

A finales de 1983, Jaime Betancur estaba secuestrado y nadie pensaba que lo iban a liberar.

A finales de 1983, Jaime Betancur estaba secuestrado y nadie pensaba que lo iban a liberar. Pero en la madrugada del 7 de diciembre de 1983, el hermano del presidente Belisario Betancur apareció en un barrio en el occidente de Bogotá. Lucía agotado y tenía una barba de varios días. Lo acompañaba el periodista Germán Castro Caycedo y su única meta era pedir asilo político y abandonar el país. Hace 30 años, SEMANA dedicó su portada a la liberación. Momentos de tensión antecedieron al hecho. El ELN había exigido “una gran marcha” como condición para liberar al magistrado, pero el gobierno no estaba dispuesto a ceder. Mientras los captores intentaban justificar el plagio, la ciudadanía salió a las calles y protestó en silencio. La incertidumbre reinaba, y por ello el regreso del confundido hermano presidencial de las garras de la guerrilla fue sorpresivo. Una consigna del ELN podría explicar los motivos del extraño secuestro: “No nos importa que estén hablando bien o mal de nosotros, sino que hablen”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?