Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/11/2006 12:00:00 AM

Locademia de Policía

Secuencia del fatal e insólito día en que el fotógrafo de la agencia Colprensa, Julián Cotes, y el embajador de Colombia en Paraguay, Carlos Bernal, resultaron heridos de gravedad en un simulacro

Primera escena: Julián Cotes, fotógrafo de Colprensa, llega a cubrir un simulacro en la Escuela de la Policía Gonzalo Jiménez de Quesada, en Sibaté, Cundinamarca, el pasado martes. Segunda escena: El acto cuenta con la presencia del embajador de Colombia en Paraguay, Carlos Bernal (a la izquierda, de corbata roja). También hay una nutrida delegación de ese país que viene a aprender de la habilidad del Gaula para luchar contra el secuestro. Con precaución se hicieron en lugares seguros. El diplomático en un recinto especial, y el comunicador en la tribuna de prensa. Tercera escena: Uno de los carros que recreaba el acto pierde el control y se va contra los observadores. Cuarta escena: El carro atropella y pasa por encima del fotógrafo, del diplomático y de otras personas. Quinta escena: El fotógrafo se despierta en el hospital con fracturas de tibia y peroné de la pierna izquierda, heridas en la pierna derecha y golpes en el tabique. El embajador, con una luxación en uno de sus tobillos. Epílogo: A pesar de todo, ambos insisten, convencidos, en que no estaban en el lugar equivocado. Entre tanto, el fiscal general de Paraguay, Rubén Candia, invitado especial al acto, y algunos de los periodistas con los que se desplazó desde su país hasta Bogotá, se fueron con algunas dudas de la destreza de las autoridades colombianas para luchar contra el secuestro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.