Miércoles, 7 de diciembre de 2016

| 2000/08/28 00:00

“Los isleños están furiosos”

Ralph Newball, 42 años, gobernador de San Andrés, justifica su respuesta al ‘Miami Herald’ sobre su nacionalidad colombiana.

“Los isleños están furiosos”

SEMANA: ¿Usted le dijo al ‘Miami Herald que no se considera colombiano?

Ralph Newball: El reportaje fue hecho en inglés. Lo que yo dije fue que prefiero no contestar.

SEMANA: Nuevamente la pregunta y en castellano: ¿usted se considera colombiano?

R.N.: Cómo voy a decir que no soy colombiano. Yo soy el gobernador.

SEMANA: Pero tiene dudas…

R.N.: Las cosas no pueden ser sacadas del contexto en que uno habla. Por ejemplo, para vender al archipiélago como sitio turístico si se dice vengan a San Andrés, Colombia, eso se relaciona desafortunadamente con la violencia. Por eso uno prefiere vender a San Andrés, Caribe. Pero no quiere decir que uno diga que no es colombiano.

SEMANA: ¿Existe tensión entre raizales y continentales?

R.N.: Hay un ambiente de tensión provocado por la sobrepoblación y por la ausencia de fuentes de trabajo para tantas personas.

SEMANA: ¿La situación económica es crítica?

R.N.: Es desesperante.

SEMANA: ¿El desempleo supera el 20 por ciento?

R.N.: Curiosamente nunca se nos incluye en los estudios del Dane pero nosotros pensamos que supera el 50 por ciento.

SEMANA: ¿Y por qué el Dane no los incluye?

R.N.: Hay que empezar por decir que el Dane utiliza una cifra de población a todas luces incorrecta. En el último censo dice que tenemos 56.000 habitantes.

SEMANA: ¿Y son más?

R.N.: Mínimo 80.000. Si sigue llegando más gente va a haber más problemas. Por ejemplo, el de la basura. Cada día se botan al aire libre 90 toneladas de basura.

SEMANA: ¿San Andrés dejó de ser un paraíso?

R.N.: Hay problemas graves. La llegada de tantas personas provoca tensión entre los raizales. Por cada 12 nacimientos entre los inmigrantes hay uno solo raizal.

SEMANA: ¿Usted, como raizal, se siente desplazado en su propia tierra?

R.N.: Nos sentimos cada vez con menos posibilidades de subsistir como gente, de subsistir como pueblo. Por eso la comunidad isleña está furiosa, ha muerto mucha gente de infarto.

SEMANA: ¿Y el país los echó al olvido?

R.N.: Pero no es de ahora. Es un olvido histórico.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.