Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×
Los hinchas de Santa Fe y de Millonarios dejan a un lado sus diferencias cuando hablan de Luis Jerónimo López, un arquero nacido en Argentina que defendió sucesivamente los colores de ambos equipos. Todos suelen coincidir al alabar sus virtudes deportivas y sus cualidades personales. Hace 30 años llegó a Colombia, dejando atrás sus clases de derecho y medicina. Su mejor momento en el país coincidió con una escasez de porteros de nivel suficiente como para defender los colores patrios. Una vez nacionalizado, Luis Jerónimo López se convirtió en el arquero de la selección Colombia lo que le permitió vivir uno de los días más felices de su vida: “Fue jugando en Bogotá contra Brasil. Ellos venían acostumbrados a meternos cuatro o cinco goles. Ese día del 77 mantuve mi valla invicta, quedamos 0-0. Jamás lo olvidaré”. Hace 17 años se retiró del fútbol para crear la primera escuela de porteros que tuvo Colombia. “Para mí fue muy grato trabajar con René Higuita, Eduardo Niño, Oscar Córdoba y Faryd Mondragón, entre otros”. Hoy, a sus 55 años, disfruta la mayor parte de su tiempo con sus tres hijos y su esposa. Además trabaja en la escuela de fútbol ubicada en las instalaciones del Seminario Mayor de Zipaquirá, donde es feliz instruyendo a 80 niños entre 5 y 16 años.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.