Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/5/2013 12:00:00 AM

Mal de familia

2013 arrancó con un nuevo enfrentamiento verbal entre el presidente Juan Manuel Santos y el expresidente Álvaro Uribe.

2013 arrancó con un nuevo enfrentamiento verbal entre el presidente Juan Manuel Santos y el expresidente Álvaro Uribe. Lo curioso es que 2012 terminó con uno protagonizado por sus hijos Martín y Tomás.

Durante la entrega de equipamientos para la Policía Metropolitana de Cali, el mandatario afirmó: “Hoy, 2 de enero, el país es más seguro que el 2 de enero del año pasado”. Y agregó: “A pesar de que algunos dicen que este gobierno ha bajado la guardia y no quiere la seguridad para sus compatriotas, es bueno recordarles a estos señores que 25 cabecillas de las Farc fueron dados de baja o capturados en 2012”.

A lo que Uribe respondió con su consabido trino: “El gobierno quiere ocultar el control territorial de criminales, con extorsión, que disimulan con disminución de homicidios”.

Los hijos de mandatario y exmandatario salieron al ruedo el pasado 28 de diciembre. Martín Santos, ante un ataque de Uribe contra Santos escribió: “¡Qué tal @AlvaroUribeVel diciendo que @JuanManSantos corrompe la democracia! Perdón EX presidente, dónde deja a Yidis/yidispolitica?!”.

Y Tomás Uribe replicó: “@MartinSantosR qué tan raro que cuando recorrimos el país haciendo campaña por su papá nunca me mencionó esto. Santos corrompió la democracia desde el día en que copió voz de Uribe en campaña sin autorización y nos engañó a sus electores. La mayor corrupción es la traición”. 
                                                               
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1839

PORTADA

Odebrecht: ¡Crecen los tentáculos!

Las nuevas revelaciones del escándalo sacuden al Congreso y al director de la ANI. Con la nueva situación cambia el ajedrez político al comenzar la campaña electoral.