Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/8/2010 12:00:00 AM

María Zulema Vélez

En febrero de 2003, un trágico accidente aéreo acabó con la vida del ministro de Protección Social, Juan Luis Londoño. El país estuvo dos días en luto nacional y el dolor general se acentuó al conocer el drama de su familia, conformada por su esposa, María Zulema Vélez, y sus hijos pequeños, Juliana, Daniela y Juan Felipe. A mitad de ese año, María Zulema fue designada ministra plenipotenciaria en Francia, y esa fue tal vez la última noticia que se tuvo de ella y su familia. Desde finales del mismo año fue embajadora en la Delegación Permanente ante la Unesco y consiguió para el país la financiación de proyectos por un monto superior a un millón de dólares. Además, fue elegida vicepresidenta del Comité de Patrimonio Mundial de la Humanidad y alcanzó para Colombia la mayor votación de América Latina en las elecciones al Consejo Ejecutivo de la Organización, en un hecho sin antecedentes. María Zulema Vélez nació en Cartagena, en 1951. Pasó la mayor parte de su juventud en Bogotá. Estudió Ingeniería Civil en la Escuela Colombiana de Ingeniería, y en 1980 conoció a Juan Luis Londoño, con quien se casó tres años más tarde y se fue a hacer un posgrado en Estados Unidos. María Zulema ha sido directora de la Oficina de Planeación del Ministerio de Transporte, asesora del Despacho del Ministro, entre otros. Hoy es presidenta de la Asociación Colombiana de Empresas Generadoras de Energía Eléctrica (Acolgen). Juliana, de 22 años, estudia Economía y se prepara para recibir su título de maestría en la Universidad de Paris-Dauphine. Daniela, de 21, estudia Diseño Gráfico y Administración de Empresas. Y Juan Felipe, de 14 años, cursa octavo y hace un par de semanas se llevó el título en el Campeonato Nacional Infantil de golf. De Juan Luis Londoño, su familia extraña todo. Como expresa María Zulema, “Juan es un motor de energía en nuestras vidas”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1830

PORTADA

En la cuerda floja

La economía avanza a paso muy lento. Se necesita con urgencia un estartazo, pero el desánimo y el pesimismo limitan las posibilidades de una recuperación.