Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/12/1987 12:00:00 AM

"ME HICE SACERDOTE POR CORRESPONDENCIA"

ENTREVISTA:LUIS ALBERTO PACHON

Después del estupor por la masacre del restaurante Pozzetto, un solo cadaver quedaba por reclamar en la morgue de Bogota: el del asesino, Campo Elias Delgado Morales, a quien, evidentemente, sus familiares se habían negado a reconocer. Entonces la noticia se alimentó con un hecho insólito: un sacerdote, de la Comunidad del Perpetuo Socorro, tomo por su cuenta el cúerpo del sicopata para darle sepultura. Pero ahí no paró la noticla, sino que siguio con un ingrediente risueño: el cura --Luis Alberto Pachón Arias-- resultó que no era cura, según la Curia, y entonces empezaron a conocerse denuncias contra el por supuestas estafas y por negligencla en sus Hogares de Ancianos. SEMANA llego hasta el F-2 para conversar con Pachón Arias.
SEMANA:¿Usted por qué reclamó el cadáver del asesino de Pozzetto? LUIS ALBERTO PACHON: Estaba en Soacha en una corrida de toros con unos amigos, muy contentos, en un día con sol... Entonces en un restaurante vi en el periódico que el cadáver no había sido reclamado y que si nadie lo hacía, iría a fosa común. Entonces dije que yo lo iba a reclamar y uno de mis amigos se asustó: "¡Eh!, le cayeron mal los toros o qué", me dijo, pero yo había tomado la decisión y me fui para la morgue. Allí me dijeron que tenía que ir al Juzgado 45 y hasta allá me fui y me encontré con una señora toda abierta, toda paisa que me ofreció gaseosa y cucas. Y listo: firmé el papel que ya tenía hasta sellos y con ese requisito ya podía ir a reclamar el cadáver de Campo Elías Delgado. Y cuando estaba bajando las escaleras del juzgado ¡pum!, los camarógrafos de T.V.
S.: Usted se presentó cómo sacerdote, pero de inmediato las autoridades dijeron que eso es falso... ¿Usted qué es? ¿Cura, comerciante, vividor o qué?
L.A.P.: Yo soy sacerdote, me ordené hace dos años en Bogotá, con cinco obispos y dos testigos... tengo fotos, videocasetes y muchos recuerdos de la ceremonia de ordenación...
S.: Pero monseñor Revollo, el arzopispo de Bogotá, dice que usted está en la lista de 69 curas falsos que viven en Bogotá...
L.A.P.: Esos son celos de monseñor Revollo, pobrecito... Además la lista no es de 69 sino de 200. Lo que pasa es que monseñor ya no tiene memoria...
S.: Y dónde estudió usted para hacerse sacerdote
L.A.P.: Yo me hice sacerdote por correspondencia. Primero hice unos cursos de filosofía y teología en seminarios en Medellín y Manizales, pero después me puse a estudiar por correspondencia, porque es más fácil y podía seguir siendo un comerciante. Soy sacerdote de la Iglesia Católica Apostólica, comunidad interdiosesana del Perpetuo Socorro y estudié los cursos por correspondencia que recibía desde Holanda. La diferencia de mi fe con la católica es muy poca. Nosotros somos una división del Concilio Vaticano Segundo que consideramos que los sacerdotes pueden casarse y tener hijos...
S.: ¿Pero ser sacerdote no le implica a usted el sacrificio de no ver mujeres?
L.A.P.: Vea mijita le voy a decir una cosa vea: uno tiene alma, corazoncito y tiene cuerpito, ¿cierto? Uno con el alma le sirve a Dios, no con el cuerpo porque el cuerpo es materia. Y el cuerpo, al ser materia, tiene sus necesidades biológicas. Entonces el espíritu para Dios y el cuerpo para las muchachas bonitas.
S.: Cuando usted salió en los periódicos y en la televisión, de inmediato llovieron denuncias de personas y entidades que lo acusaron de estafa y de abuso de confianza. Usted, en síntesis, aparece ante la opinión como un verdadero tímador...
L.A.P.: En ningún momento soy eso. Lo que pasa es que al caído caerle. Fíjese y verá que el caso del ex oficial de la Policía que dice que lo tumbé en un millón de pesos, no es cierto. No eran sino trescientos mil y el dice que llega al millón por los intereses. Yo le pagué lós 300 mil, lo que pasa es que él se demoró por cobrar los cheques y cuando lo hizo ya me habían cancelado la cuenta. Todo es un malentendido porque lo que pasa es que si por ahí se dice que fulano es esto o es aquello, pues va a denunciar. Si sale en el periódico que hay un ladrón cogido, empiezan a aparecer personas robadas...
S.: La denuncia más común es que usted es un explotador de los ancianos que viven en sus refugios...
L.A.P.: Lo único que yo hago es trabajar por los ancianos, Dios mío. Y me toca conseguir todos los meses 140 mil pesos para pagar el arriendo de las dos casas, la de los abuelitos y la de las abuelitas. A eso me ayudan los familiares de los viejitos acomodados y con eso ayudo a financiar, porque donde comen cuatro, comen cinco. Aparte de eso, mis hogares viven de la caridad y de cosas como bingos bailables como el que estaba organizando cuando empezó todo este lío... Y sé que mientras dura este lío les voy a hacer mucha falta a mis viejitos, que deben estar echando pepa por pepa, es decir, camanduleros rezando el rosario.--
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.