Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 8/3/2013 1:00:00 AM

Mi esposo, mi violador

Un día de agosto de 1983, una mujer de 50 años, una adolescente con retraso mental y una niña de 18 meses empezaron a compartir un destino...

Un día de agosto de 1983, una mujer de 50 años, una adolescente con retraso mental y una niña de 18 meses empezaron a compartir un destino: se habían convertido en tres más de las diez mujeres que diariamente eran violadas en Colombia.

 El Centro de Información y Recursos para la Mujer había difundido estas cifras para poner a Colombia ante un panorama horroroso. Dos de cada tres violadores eran desconocidos, pero en los otros casos se trataba de un miembro de la familia o el entorno social de las víctimas: el padre, el padrastro, el esposo, un colega… 

Hace 30 años, SEMANA dedicó su portada al vertiginoso aumento de las violaciones y destapó el preocupante silencio en que las víctimas optaban sumirse por temor a las represalias de una sociedad machista o porque sencillamente no creían en una justicia, que por entonces veía a una mujer violada como alguien que “estimula el asalto sexual”. Según SEMANA, a las víctimas de agresiones sexuales no les quedaba otra opción más que comportarse como María Goretti: una santa que prefirió morir virgen y mártir, antes de dejarse ultrajar.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.