Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/7/2017 12:00:00 AM

Todo por un baile

La polémica suscitada por un video en el que miembros de la misión verificadora del proceso de paz de Naciones Unidas aparecen bailando con guerrilleras en los festejos de fin de año, en el corregimiento de Conejo, La Guajira, terminó con la separación de los funcionarios.

La Misión de la ONU en Colombia, que desde el comienzo calificó de inapropiado su comportamiento, publicó un comunicado para anunciar los correctivos y reiteró su imparcialidad y compromiso con la verificación del cese del fuego y de hostilidades, y la dejación de armas.

La ONU se pronunció como resultado de las fuertes tensiones políticas que despertó el episodio en el país. El gobierno, por medio de la embajadora de Colombia ante esa organización, María Emma Mejía, envió una carta al secretario general adjunto para asuntos políticos de la ONU, Jeffrey Feltman, para rechazar la conducta de los observadores y pidió tomar cartas en el asunto. Al gobierno le preocupa que el Mecanismo Tripartito de Monitoreo y Verificación pactado pierda legitimidad incluso sin haber empezado. Aunque el estado mayor del bloque Martín Caballero de las Farc-EP había anunciado el jueves que se retirarían del componente de verificación en esta zona del país, al terminar la semana acordaron permanecer en Conejo y esperar la nueva delegación de la ONU.

Aunque voceros de la oposición salieron públicamente a rechazar el evento y cuestionaron las garantías del proceso de monitoreo, varias esferas del país han estimado exagerada la polémica. Rodrigo Londoño, conocido como Timochenko, la consideró un escándalo injustificado. En su cuenta de Twitter el jefe máximo de las Farc criticó que una fiesta propia de esta época del año, en un contexto donde ya no existe un conflicto armado, se utilice para deslegitimar los avances del país para reincorporar a los guerrilleros a la vida civil.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?