Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 6/3/2017 10:15:00 PM

¿Se pasaron de la raya?

El caso de la comediante Kathy Griffin, quien perdió su trabajo por una broma pesada sobre el presidente Donald Trump, recordó algunos momentos en los que el humor fue acusado de ir demasiado lejos.

Trump decapitado

Durante los últimos diez años la humorista Kathy Griffin presentó el programa de fin de año de la cadena CNN junto al reconocido periodista Anderson Cooper. El miércoles pasado perdió su trabajo después de la aparición de una imagen suya en la que sostiene una cabeza sangrante de plástico de Donald Trump. Ni al presidente ni a nadie les pareció gracioso, y Griffin tuvo que salir a ofrecer disculpas a través de un video.
“Me disculpo sinceramente, crucé la raya, fui demasiado lejos… no fue divertido”, aseguró.

Tuit insensible

Por un trino desafortunado tras el accidente del avión del equipo Chapecoense, en los alrededores de Medellín, el humorista australiano Adam Rozenbachs terminó crucificado en las redes sociales. El trino decía “Avión que transportaba a equipo de fútbol se estrelló en Colombia. Se escuchó a los sobrevivientes gritar ‘¡Penal!’ ‘¡Penal!’”. En su siguiente trino se excusó: “Mis disculpas por mi tuit anterior. Solo vi el titular y nunca me imaginé de la gravedad de la situación. Lección aprendida”.

Estigmatizar colombianos

Durante la Copa América de Chile 2015, la humorista de ese país María Belén Mora apareció en un popular show televisivo llevando un revelador vestido con los colores de la bandera de Colombia. Además de sugerir que estaba representando a una prostituta y que tenía varias amigas “trabajando en el norte”, hizo el ademán de endulzar un café con una bolsa de cocaína. La reacción en las redes de colombianos indignados no se hizo esperar, hasta el punto de que tuvo que disculparse a través de un video.

Realeza al desnudo

Similar a Charlie Hebdo, la revista El Jueves de Barcelona ha estado en medio de varias polémicas. En febrero de este año apareció en portada la caricatura de la infanta Cristina manteniendo relaciones sexuales con su esposo, Iñaki Urdangarin, quien se encuentra envuelto en un escándalo de fraude fiscal. El titular sugería que la infanta iría a la cárcel, pero solo a las visitas conyugales. No es la primera vez que el semanario se mete con la familia real; en 2007 una portada similar tuvo como protagonistas al entonces príncipe Felipe manteniendo relaciones con su esposa Letizia. En esa ocasión, cada uno de los caricaturistas tuvo que pagar 3.000 euros de multa por injuriar al heredero a la Corona. Una semana después la revista rectificó de una manera muy particular.

El ‘affaire’ Böhmermann

En marzo del año pasado un poema satírico declamado en la televisión alemana estuvo a punto de provocar un incidente diplomático entre Berlín y Ankara. La pieza, del humorista alemán Jan Böhmermann, se refería al presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, pornógrafo y zoofílico. El poema, en sí mismo una crítica a la libertad de expresión en Turquía, enfureció a Erdogan, quien le pidió a la canciller Angela Merkel llevar al cómico a los estrados judiciales, basado en un artículo del Código Penal alemán vigente desde el siglo XIX que castiga las ofensas contra jefes de Estado extranjeros. Aunque el proceso contra el humorista no prosperó, el poema fue censurado.

Contra Franco y Paulina Rubio

“El Valle de los Caídos alberga la cruz cristiana más grande del mundo… con 150 metros de altura, el triple de lo que mide la torre de Pisa. Y eso es porque Franco quería que esa cruz se viera de lejos… normal, porque quién va a querer ver esa mierda de cerca”. Ese chiste en contra del monumento donde están los restos del dictador Francisco Franco tiene a los humoristas Dani Mateo y José Miguel Monzón (el Gran Wyoming) en un problema judicial por un presunto delito contra los sentimientos religiosos. La semana pasada la disculpa de Wyoming empeoró las cosas. “… quiero pedir perdón a todos a los que ha podido ofender este comentario: a los católicos, por decir la palabra ‘cruz’; a los italianos, por decir ‘torre de Pisa’; a Franco Battiato, por decir la palabra ‘Franco’; y a la discografía de Paulina Rubio, por decir la palabra ‘mierda’”, aseguró.

Mahoma en portada

Las caricaturas del semanario satírico francés Charlie Hebdo han indignado a seguidores de todas las religiones y a políticos de izquierda y derecha por igual. En 2011 los dibujos que representaban a Mahoma en portada generaron el repudio de los musulmanes alrededor del mundo. En la edición del 3 de noviembre de ese año aparecía el profeta junto a la leyenda “100 latigazos si no te mueres de la risa”. En 2015 la indignación le dio paso al terrorismo cuando dos enmascarados entraron a la redacción en París y asesinaron a 12 personas tras gritar “Alá es el más grande”. Eso no detuvo a los sobrevivientes del equipo, quienes publicaron en la siguiente edición otra imagen de Mahoma, esta vez llorando, bajo a la frase “Todo está perdonado”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.