Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/24/2015 10:00:00 PM

¡Nada abominable!

En enero de 1985, Juan Guillermo Ríos era el hombre más controvertido de la televisión colombiana. Llevaba apenas un año al frente del Noticiero de las 7 y ya batía récords de rating.

Los resultados sorprendían, pues un mes atrás los medios lo habían bautizado ‘el abominable hombre de las siete’. Hace 30 años, SEMANA contó la historia de este periodista que había pasado de pedir limosna durante su infancia en Medellín a encarnar, según millones de televidentes, los intereses del pueblo en los medios, pues sus noticias se acercaban al día a día de la gente. Ríos informaba sobre los huecos en las calles y los perros perdidos de la ciudad y así convenció a colegas suyos como Yamid Amat de que “el populismo funciona no solo en política”. Logró, incluso, que Gabriel García Márquez lo considerara “el hombre con más información en el país”. Pero el éxito no eliminó las críticas. Juan Manuel Santos, entonces subdirector de El Tiempo, pensaba que Ríos cometía “sacrilegios”, pues mientras presentaba noticias no temía tomar partido.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?