Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 5/2/2015 10:00:00 PM

El fotógrafo inmortal

Nereo López ha tomado fotos por más de 60 años. SEMANA habló con el cartagenero, quien presentó su visión de Macondo en la Feria del Libro de Bogotá.

Semana: Tiene 94 años pero está lleno de vida. ¿Cuál es el secreto?

Nereo López: Me gustan las mujeres, no sé si hay otro secreto. Igual me siento cansado, soy como los computadores viejos, me demoro pero marcho. Ahora soy aficionado, no vivo de la fotografía pero sigo haciendo historias con una cámara pequeña porque las otras me pesan. Aunque a veces mi organismo no le responde a mi mente, sigo lleno de proyectos.

Semana: Usted ha construido parte de la memoria de este país con sus fotografías.

N. L.: Yo no hice fotografía en plan de historiador, lo hice para vivir y de eso he vivido siempre, solamente tuve un fracaso en Colombia y por eso ahora vivo en Nueva York, donde el gobierno norteamericano me jubiló.

Semana: ¿Pero cómo quiere ser recordado en el país?

N. L.: Quiero que las fotos sean las que digan quién fue Nereo. Prohibí que me hagan algún homenaje después de muerto. Cuando uno se va todo el mundo dice ser su amigo, no quiero que me metan en esa colada como le pasó a García Márquez.

Semana: Hablando del nobel, usted es el único de la generación del ‘grupo de Barranquilla’ aún vivo.

N. L.: El ‘grupo de Barranquilla’ se lo inventaron los periodistas, eso nunca existió al igual que el centro cultural La Cueva. Ahí solo nos reuníamos unos conocidos, todos borrachines, a tomar ron y cerveza. Yo caí como fotógrafo, no como intelectual. Aunque hay que reconocer que cada uno de los que estuvo allá fue muy bueno en lo suyo.

Semana: Algunos dicen que es el papá de la fotografía en Colombia. ¿Qué cree?

N. L.: De ninguna manera. Esa pelea la sostengo con frecuencia porque cada fotógrafo es bueno en su momento.

Semana: ¿Y cuál fue su mejor momento?

N. L.: Hace poco me di cuenta de lo importante que fue haber cubierto la entrega del Premio Nobel y cuando fui fotógrafo exclusivo de la visita del papa Pablo VI a Colombia.

Semana: ¿De qué sirve ser fotógrafo hoy cuando cualquiera saca fotos con su celular?

N. L.: Cualquiera puede unir letras y formar palabras, pero eso no lo hace un buen escritor. Lo mismo pasa con la fotografía. Todo el mundo con su celular puede dejar un documento pero para hacer una buena foto se necesita tema, técnica y composición. Esta última es la que hace la diferencia.

Semana: Y ¿qué piensa del Photoshop?

N. L.:
Es como decir qué pienso de la máquina de escribir y los computadores, son solo herramientas. Es el talento de cada quien el que hace una buena fotografía.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.