Domingo, 22 de enero de 2017

| 2000/09/04 00:00

“Nos pusieron dinamita”

Antanas Mockus habla de la decisión del Consejo Nacional Electoral (CNE) de invalidar la mayoría de las 80.000 firmas presentadas por el Partido Visionario.

“Nos pusieron dinamita”

SEMANA: ¿Usted se inventó las firmas que le invalidaron?

ANTANAS MOCKUS: No.

SEMANA: ¿Cómo creerle?

A.M.: Un alumno cinco en todo, que no dejaba copiar, que le ha ido bien por comprender y respetar las normas para qué haría eso.

SEMANA: ¿Entonces?

A.M.: Lo curioso es que hay dos conceptos. Uno invalida 76.000 y el otro 38.000 firmas. Es como si hubiera dos calificadores poniendo notas radicalmente distintas del mismo examen.

SEMANA: Hay una versión de que usted compró las firmas.

A.M.: Totalmente falso. Acordamos recoger las firmas con saldo pedagógico y trabajo voluntario.

SEMANA: ¿Con esta decisión el Partido Visionario queda prácticamente ciego?

A.M.: No. Demuestra nuestro real potencial. Yo me temía ataques fuertes pero mucho más adelante. No en una cosa tan zanahoria como es la recolección de las firmas.

SEMANA: ¿Pero lo pone a trastabillar en su aspiración a la Alcaldía?

A.M.: Lo importante es que hay un programa construido para Bogotá por 100 combos que hoy en día ya son más de 200. La metodología que usa cada combo al igual que las asambleas es la de entrenarse en democracia. Eso es lo vital.

SEMANA: ¿Cree que con el caso suyo y las recientes denuncias a Riveros, María Emma ganará por sustracción de materia?

A.M.: Nadie ha dicho que renunciamos a postular candidato a la Alcaldía.

SEMANA: ¿Por que Bogotá es tan deseada?

A.M.: Desafortunadamente es el único sitio donde en los próximos años habrá poder de contratación y eso es muy atractivo para la clase política tradicional.

SEMANA: ¿El Consejo Nacional Electoral le tendió una trampa a usted?

A.M.: Creo que el problema va más allá. Es la Registraduría Nacional, la depositaria y garante de la buena fe de los colombianos, la que ha puesto ella misma en entredicho su confiabilidad.

SEMANA: En caso de que usted solucione este problema, ¿quién garantiza que no va a dejar tirada la Alcaldía?

A.M.: El partido y la lección aprendida.

SEMANA: ¿En todo este caso lo que más le ha dolido es que se ponga en duda su honradez?

A.M.: Sí. Nos pusieron dinamita.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.