Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 10/7/2006 12:00:00 AM

Otto Morales Benítez

Desde su panorámica oficina del piso 19 de la Torre Colpatria en Bogotá, a los 86 años, Otto Morales Benítez recuenta con los dedos los altos cargos que ocupó a lo largo de su fecunda carrera pública: dirigente liberal, diputado, senador, representante, ministro, consejero y precandidato presidencial. Nacido en 1920 en Riosucio (Caldas), este abogado, periodista e intelectual que empezó a escribir en los periódicos desde los 13 años, tuvo amplia resonancia en la arena política en agosto de 1985, cuando declinó su aspiración presidencial dejándole el camino libre a otro candidato de su partido, Virgilio Barco, quien a la postre logró la primera magistratura. “Si uno no está en la contienda electoral, va desapareciendo de la escena política”, admite este destacado intelectual, y eso fue lo que le pasó. Tras su prolífica vida pública decidió dedicarse a su profesión y a la academia. Hoy luce saludable y continúa cultivando los fundamentos ideológicos del liberalismo social, ahora desde múltiples tribunas académicas. Con un orgullo inocultable cuenta que tiene 111 libros publicados sobre derecho, economía agraria, historia y literatura, entre otros temas, y muestra los borradores de otros 27 textos. Morales Benítez observa con atención el acontecer político y, aunque con menos resonancia en los medios, mantiene una opinión clara sobre la coyuntura nacional. Éstas son algunas de sus observaciones: “Es una idiotez la oposición actual que ejerce el Partido Liberal”. “Lo mejor del TLC es que está estancado en Estados Unidos”, “No sé si las exigencias de las Farc son para adelantar un acuerdo o para impedirlo”.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1855

PORTADA

Exclusivo: la verdadera historia de la colombiana capturada en Suiza por ser de Isis

La joven de 23 años es hoy acusada de ser parte de una célula que del Estado Islámico, la organización terrorista que ha perpetrado los peores y más sangrientos ataques en territorio europeo. Su novio la habría metido en ese mundo.