Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 2/13/2016 12:00:00 AM

¡Mil años después!

Llamar apenas histórica la reunión del viernes en Cuba entre el papa Francisco y el patriarca Cirilo sería minimizar su magnitud.

Se trata de la primera reunión formal entre el catolicismo y la Iglesia ortodoxa desde el cisma de 1054, cuando el papa de Roma y el patriarca de Constantinopla se excomulgaron mutuamente y dieron paso a la separación del cristianismo. La enemistad ha durado casi un milenio, a pesar de que las diferencias que los alejan tienen que ver con temas tan abstractos como la existencia o inexistencia del purgatorio, la obligación de rezarle al Espíritu Santo y las jerarquías eclesiásticas. Ahora, sin embargo, problemas más mundanos los han vuelto a unir: la persecución de cristianos en Oriente Medio y África y la necesidad de la unidad en regiones del mundo que arden. A esto se suma la guerra en Siria, donde Rusia interviene cada vez con más intensidad y donde la influencia de Cirilo podría conducir a un giro para desescalar el conflicto.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1861

PORTADA

Prieto en la mira

La imputación de cargos al exgerente de la campaña de Santos sorprendió. Pero esta no tiene que ver con el escándalo de Odebrecht ni con la financiación de las campañas. ¿Por qué?