Martes, 17 de enero de 2017

| 2008/01/19 00:00

Paradoja Olímpica

El surafricano Oscar Pistorius, de 21 años, nació sin tobillos ni peroné debido a una malformación degenerativa. Cuando aun era bebé le amputaron ambas extremidades, pero este hecho no le impidió ser hoy en día un reconocido atleta. En 2001 Pistorius ya había quedado segundo en la carrera B de la ‘Golden League’ en Roma, una prueba para atletas sin discapacidades. Pero esta semana su intención de correr en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008 en el equipo de relevos quedó truncada cuando la Federación Internacional de Atletismo decidió que no podrá asistir a las justas ni a ninguna de esa organización. Esto, porque las prótesis de Pistorius, fabricadas con láminas de fibra de carbono, le dan ventaja sobre los demás al reducir en un 25 por ciento su esfuerzo, según la Universidad de Colonia (Alemania). A pesar de la negativa, el atleta dijo que está dispuesto a someterse a nuevos exámenes para demostrar que tiene que esforzarse tanto como los demás.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.