Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 1/7/2017 12:00:00 AM

Andrade, nuevo líder azul

Casi dos meses después de la convulsionada convención del Partido Conservador en la que el representante David Barguil dejó el liderazgo del partido, los azules eligieron al senador Hernán Andrade nuevo presidente de su colectividad.

Con dos terceras partes de los votos de la Dirección Nacional conservadora, Andrade se llevó el cargo luego de que el senador Juan Manuel Corzo acordó con él retirarse de la contienda.

Los observadores consideran que la llegada de Andrade es una oportunidad para reconciliar las bases y la dirigencia de esta colectividad con la bancada parlamentaria, que permanece distanciada como resultado de la división provocada en sus toldas por el plebiscito por la paz. Sus colegas aseguran que Andrade buscará buenos resultados electorales y que su cercanía con el presidente Santos augura un periodo en el que el partido estará jugado con la Unidad Nacional. Sin embargo, quienes han trabajado con él afirman que su proximidad con el Ejecutivo no le ha impedido tender puentes con los sectores liderados por Marta Lucía Ramírez y el expresidente Andrés Pastrana.

Con el apoyo del nuevo director programático, el exministro Eduardo Pizano, Andrade llega a darle una línea al partido. Su dirección será clave para definir una alianza de cara a las elecciones presidenciales de 2018. Por eso, ahora que quedó clara la refrendación de la paz y su implementación comienza a andar en el Congreso, los godos buscarán reunirse alrededor de los factores que los unen con miras a la próxima contienda electoral.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1825

PORTADA

Venezuela: la calle contra el dictador

Un trino de Santos indigna a Maduro y él amenaza con revelar los secretos del proceso de paz. Invocar el anti-colombianismo no cambia el hecho de que la crisis venezolana está llegando a un punto de inflexión.