Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 2006/04/08 00:00

Patricia Hearst

El caso de Patricia Hearst, la multimillonaria nieta de William Randolph Hearst, dueño de uno de los conglomerados más poderosos de medios de comunicación en Estados Unidos, tuvo en vilo a Estados Unidos en una época turbulenta. Ella fue secuestrada a los 19 años por un extraño ‘Ejército Simbionés de Liberación’ pero en cautiverio se enamoró de uno de sus captores y se unió a ellos. El hecho ocurrió el 4 de febrero de 1974; dos meses después, la joven hizo pública su adhesión y participó en el robo de un banco en San Francisco. Esto le ocasionó una condena de 10 años de prisión, descontada tiempo después por el presidente Jimmy Carter, por lo cual sólo estuvo presa 23 meses. Después de este incidente Hearst se casó con su antiguo guardaespaldas, tuvo dos hijas y tiene cierta notoriedad gracias a su carrera como actriz en películas como A dirty shame, Second best y Son of the beach. Su historia fue recogida en la película Patty Hearst en 1988. En los últimos años de mandato de Bill Clinton, Hearst obtuvo su perdón judicial.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.