Viernes, 9 de diciembre de 2016

| 2007/01/20 00:00

Plata al hueco

Lo más probable es que esta semana el Concejo de Bogotá apruebe el cupo de endeudamiento de 362.000 millones de pesos pedido por el alcalde Luis E. Garzón para reparchar y mantener parte del pésimo estado en el que se encuentran los 15.300 kilómetros de malla vial que tiene Bogotá. Pero más allá de si la decisión de endeudarse es buena o no, lo que quedó claro es que el Distrito deberá buscar urgentemente nuevas y permanentes fuentes de financiación si quiere ponerle de una vez por todas fin al histórico atraso vial en el que se encuentra la ciudad, “estimado en 20 años y en 7,2 billones de pesos”. Como Garzón decidió ponerle el pecho a este problema, ahora su obligación es gastarse parte de su popularidad para redistribuir la sobretasa a la gasolina, aumentar el impuesto de rodamiento, crear peajes e incrementar o crear nuevos tributos que le permitan a la ciudad recoger 700.000 millones de pesos anuales para arreglar la malla vial en los próximos 10 años.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.