Martes, 24 de enero de 2017

| 2008/03/29 00:00

Poco entusiasmo

El proyecto de ley que presentó el senador Luis Élmer Arenas que propone que policías y militares acusados de crímenes de lesa humanidad se acojan a la Ley de Justicia y Paz no ha tenido buen recibo. Además de que es un monumento a la impunidad, es poco viable para el gobierno, pues eso implicaría que los uniformados admitieran sus vínculos directos con grupos ilegales, lo que golpearía duramente la legitimidad de las instituciones del Estado.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.