Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 9/27/2014 10:00:00 PM

Polarizados por la paz

En octubre de 1984 Belisario Betancur sorprendió con un discurso que estaba programado para ser solo una descripción técnica de cómo alcanzar la autosuficiencia petrolera, pero terminó siendo una bomba política.

En octubre de 1984 Belisario Betancur sorprendió con un discurso que estaba programado para ser solo una descripción técnica de cómo alcanzar la autosuficiencia petrolera, pero terminó siendo una bomba política. “Insistimos en lograr la paz”, dijo. “Con las Fuerzas Armadas a la cabeza, vilipendiadas, incomprendidas por quienes se dicen sus amigos, aduladas solo para incitarlas demencialmente, inútilmente al golpe de Estado”. El uso de este término despertó una oleada de comentarios que hace 30 años SEMANA analizó en su portada. Betancur acababa de salir de un “septiembre negro” y buscaba reaccionar a los críticos más extremistas del proceso de paz que adelantaba con las guerrilleras. Durante meses, nadie había hablado en público contra las negociaciones. Pero una incursión del M-19 en Corinto, Cauca, acabó con la paciencia de algunos escépticos que insinuaron la necesidad de un golpe para detener, según ellos, a un presidente que hacía “pactos secretos”, que promovía “la lucha de clases” y que quería “entregarles el país” a los insurgentes. Betancur recibió las palabras con indignación y sus enemigos, para mitigar la polémica, dijeron que habían hablado “golpeado, pero no de golpe”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.