Martes, 17 de enero de 2017

| 2000/11/06 00:00

“Polvo somos y…”

Felipe, el ex de Aleida, uno de los símbolos de las mujeres modernas, se cansó del anonimato y decidió dar la cara en Enfoque.

“Polvo somos y…”

SEMANA: ¿Felipe es Felipe López?

Felipe: Eso quisiera Felipe López.

SEMANA: Las mujeres colombianas afirman: “Se acabaron los hombres”, ¿usted qué cree?

F.: ¡Qué va!, hombres hay muchos, pero como yo pocos.

SEMANA: Una encuesta de Gallup dice que los hombres tienen en promedio una relación sexual cada siete días. ¿Qué piensa de esta estadística?

F.: Debe ser que sólo cuentan las relaciones sexuales con la esposa.

SEMANA: La misma encuesta dice que el promedio de las mujeres es una relación cada ocho días. ¿Por qué esta diferencia?

F.: Es que ellas siempre tienen una disculpa para no hacerlo.

SEMANA: ¿Usted qué piensa de hacer cumplir la cuota femenina del 30 por ciento en cargos públicos?

F.: Yo prefiero la cuota del ciento por ciento, pero en los cargos púbicos.

SEMANA: ¿Por qué será que las mujeres siempre van al baño acompañadas y los hombres no?

F.: El hombre que no ha ido acompañado de una mujer al baño no sabe de lo que se ha perdido.

SEMANA: ¿Qué responde cuando después de un tiempo de tener relaciones sexuales ella le pregunta: ¿pero tú y yo qué somos?

F.: Como dicen los curas: “Polvo somos y en polvo nos hemos de convertir”.

SEMANA: ¿Qué responde usted cuando ya está a punto y le preguntan: ¿Pero tú me amas?

F.: En esos momentos yo no acepto maniobras de distracción.

SEMANA: ¿Usted también cree que es dos veces más grave la infidelidad de las mujeres porque ellas gozan el doble?

F.: La infidelidad de ellas es dos veces más rica cuando es con uno que contra uno.

SEMANA: ¿Usted cree que con una mujer fea el problema no es acostarse sino levantarse?

F.: En realidad, el problema es que se quieren quedar en la casa de uno.

SEMANA: ¿Con cuál fórmula se logra más éxito: presumir de las virtudes de Don Juan o dárselas de tímido?

F.: Depende de lo que la vieja quiera oír.

SEMANA: ¿De qué le gusta que le hablen en la cama?

F.: Del próximo encuentro, pero mientras menos hablen mejor.

SEMANA: ¿De qué le molesta que le hablen en la cama?

F.: De la pintura del techo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.