Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2006/09/30 00:00

Presiones indebidas

Simpatizantes del padre Bernardo Hoyos, ex alcalde de Barranquilla, realizaron el viernes una marcha entre la Plaza de la Paz y el Centro Cívico para pedirle que no se entregue a la justicia, después que el Juez Cuarto Penal Municipal dictó la semana pasada una medida de aseguramiento contra él y el actual alcalde de la ciudad, Guillermo Honisberg, por el supuesto delito de peculado por apropiación y celebración de contratos sin el lleno de los requisitos. La marcha, además de pedir un despropósito, fue considerada una presión contra el juez Jafet Puello, quien esta semana deberá decidir si deja en firme la medida de aseguramiento o la aplaza para otra etapa del juicio, esto es, si deja temporalmente libres a los acusados.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.