Domingo, 19 de febrero de 2017

| 2009/12/12 00:00

Prohibición histórica

Prohibición histórica

El Senado aprobó la reforma constitucional que prohíbe el consumo y la tenencia de dosis mínima de estupefacientes o sicotrópicos. La norma tiene un contenido más simbólico que práctico: no especifica castigos para quien la incumpla y establece que quien lo haga –sólo si lo solicita– puede someterse a un proceso de rehabilitación. Además, sólo faculta a la Policía a decomisar la dosis a quien la lleve consigo o la esté consumiendo.

Críticos del espíritu del artículo, como el senador Armando Benedetti y el ex magistrado Carlos Gaviria, insisten en que este se limita a reiterar la prohibición vigente de consumir drogas en el espacio público. No obstante, a pesar de que no contempla sanciones penales, la iniciativa se convirtió en un punto de honor para el gobierno. Al fin y al cabo, después de que la presentó sin éxito cinco veces, sólo ahora, con 61 votos contra 14, fue aprobada.

La reglamentación determinará qué autoridades y con qué recursos se harán los procesos de rehabilitación que pidan los consumidores. En Colombia, el porte y el consumo de la dosis mínima eran legales desde 1994.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.