Sábado, 10 de diciembre de 2016

| 1980/12/11 00:00

Prueba de fuego

Prueba de fuego

El alcalde de Buenaventura, Jaime Mosquera Borja, vive días difíciles a raíz de los dos intentos de asesinato y a las permanentes amenazas que obligaron a su familia a tomar el camino del exilio. Las Farc lo tienen en la mira pero el gobierno debe cuidarlo sin ahorrar esfuerzos. Proteger la vida de los ciudadanos es un deber legal y un objetivo prioritario en este caso pues se trata de un hombre que asumió el poder de uno de los municipios más pobres del país (83.000 millones de pesos en deudas, todas las cuentas embargadas y la nómina oficial atrasada en 14 meses) y que hoy es considerado por su gestión como uno de los mejores alcaldes del país y quien con su trabajo ha demostrado que la democracia y el servicio público valen la pena.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.