Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 12/10/2011 12:00:00 AM

¡Qué metidas de pata!

Estos tres hechos causaron la semana pasada polémica e indignación, y las redes sociales sirvieron para propagar el enojo y la burla que suscitaron en miles de personas:

Pésimo sentido del humor

En plena cumbre de jefes de Estado en Tuxtla, México, el presidente de Chile, Sebastián Piñera, muy sonriente, echó este chiste: “¿Sabe usted cuál es la diferencia entre un político y una dama? Cuando el político dice que ‘sí’, quiere decir ‘tal vez’; cuando dice ‘tal vez’, quiere decir que 'no' y cuando dice que ‘no’, no es político. Y cuando una dama dice que ‘no’ quiere decir ‘tal vez’; cuando dice ‘tal vez’, quiere decir que ‘sí’ y cuando dice que ‘sí’, no es dama”. Su chiste fue duramente criticado en su país por sexista y “cavernícola”.
 
Sí es vulnerable

Desde que fue creada, Facebook ha recibido críticas por fallas de seguridad y privacidad. Para demostrar su vulnerabilidad, un ingeniero de sistemas logró colarse en las fotografías personales del fundador, Mark Zuckerberg, y las publicó como un trofeo. En tiempo récord, Facebook corrigió la falla de seguridad, pero el golpe a su imagen fue contundente.
 
¡Qué vergüenza!

Atónitos quedaron los asistentes a la Feria Internacional del Libro de Guadalajara cuando el candidato a la Presidencia de México por el PRI, Enrique Peña Nieto, no supo responder cuáles son los tres libros más importantes en su vida. “La Biblia es una de esas novelas”, balbuceó el candidato, después de dar vueltas que solo demostraron su infinita ignorancia literaria.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1842

PORTADA

La voltereta de la Corte con el proceso de Andrade

Los tres delitos por los cuales la Corte Suprema procesaba al senador se esfumaron con la llegada del abogado Gustavo Moreno, hoy ‘ad portas’ de ser extraditado. SEMANA revela la historia secreta de ese reversazo.