Viernes, 20 de enero de 2017

| 2005/09/11 00:00

¿Qué pasó con la malicia indígena?

¿Qué pasó con la malicia indígena?

El viernes de la semana pasada quedó por el suelo el mito aquel de la malicia de los colombianos, al menos en cuanto a ciclismo se refiere. La escena protagonizada por el corredor Mauricio Ardila en la Vuelta a España lo dice todo: vio una raya en la distancia e hizo un esfuerzo monumental para llegar allí primero, luego alzó los brazos, celebró y agradeció a Dios el haberle dado energías suficientes para ganar la etapa, tal como él creía. Y paró. Cuál no sería su sorpresa al ver que sus competidores siguieron pedaleando y le arrebataron el triunfo porque la meta era 100 metros más adelante. Al final, él quedó frustrado ante la risa de ironía de sus rivales y del ganador, el español Samuel Sánchez.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.