Jueves, 8 de diciembre de 2016

| 2007/09/01 00:00

Qué pasó con

Carmenza Duque

En los años 70 la manizaleña Carmenza Duque sorprendió al país no sólo por su clara voz, sino por su belleza natural e inocente, que aún conserva hoy, a los 56 años. Además de sus canciones, los colombianos la recuerdan por su papel en la película El niño y el Papa y por haber sido la primera mujer en el mundo en cantarle a Juan Pablo II, lo que ocurrió cuando el Pontífice visitó Colombia en 1986. Duque salió de Manizales a los 18 años porque varios integrantes de Sancho Publicidad la contrataron para grabar un disco que repartirían entre sus clientes, pero las canciones de Carmenza llegaron a las emisoras y a la televisión. “Nací cantante, no como los músicos de ahora que se hacen cantantes”, dice. La fama, entrevistas y giras de conciertos llegaron para una niña que no se dejó llevar por la oleada de elogios que a diario recibía. Discos de oro, premios y reconocimientos en Perú, Estados Unidos y Venezuela hacen parte de los recuerdos de una de las divas de la música colombiana. Su relación sentimental con Fernando González Pacheco es bastante recordada, aunque no duró mucho tiempo. La cantante se casó a los 20 años con Abraham Domínguez, es madre de dos hijos y abuela de dos nietos. Lo que pocos saben es que hoy Carmenza es una golfista dedicada. Ha ganado trofeos y en agosto participará en su primer torneo internacional. Dedica su tiempo al gimnasio, a su familia, a cantar en conciertos para empresas, a viajar, a compartir con los amigos y a descansar en su finca. “Yo amo mi carrera y mi música. Las he amado toda mi vida porque a partir de ahí me dieron la posibilidad de conocer gente muy grande y de estar en lugares donde no hubiera podido estar si no hubiera sido cantante”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.