Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 11/17/2007 12:00:00 AM

Qué pasó con

El atleta Álvaro Mejía Flórez
 
Gracias a la velocidad de sus piernas y a su resistencia, Álvaro Mejía se convirtió en uno de los mejores atletas de Colombia y Suramérica en la década del 60 y comienzos de los 70. Nacido en Medellín en 1940, su afán por correr comenzó de niño, cuando le daba 20 vueltas a la manzana de su casa. Obtuvo su primer triunfo internacional en 1962, al ganar el oro de los 1.500 metros planos de los Centroamericanos, título que repitió en el Suramericano de Cali de 1963. Rompió la marca suramericana de 500 metros en San Sebastián (España) en 1964. Entre 1965 y 1967 fue imbatible en el país y en el exterior. Fue tricampeón bolivariano de los 1.500, 5.000 y 10.000 metros en Quito y en los Centroamericanos de 1966 en Puerto Rico. Conquistó los récord de los 3.000 y 10.000 metros en los Suramericanos de Medellín de 1966 y a finales de 1966 ganó la carrera de San Silvestre en Brasil. Dos veces fue considerado el mejor deportista del año en Colombia. Corrió en tres Juegos Olímpicos, pero por lesiones no tuvo el rendimiento que los expertos y los seguidores esperaban. En 1969 se radicó en Estados Unidos, se casó con una medallista olímpica de natación, con quien tiene un hijo. Trabajó como obrero, vivió en los suburbios de San Francisco y compitió por un club. Allí fue dos veces campeón de los 10.000 metros en California y fue el segundo latinoamericano en ganar la maratón de Boston de 1971. Hace 20 años regresó a vivir a Bogotá. Hoy, vive de los ahorros. Después de levantarse, corre una hora y media en promedio, y hace otras dos o tres horas más de ejercicio. Se divorció. Su hijo y su ex esposa viven en Estados Unidos, y pocas veces habla con ellos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.