Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 4/5/2008 12:00:00 AM

Qué pasó con

Xiomara Xibille
 
Después de un desfile de ropa para niños, Xiomara Xibille fue bautizada a los 3 años por los medios de comunicación como Xiomi. Su apellido catalán le daba sonoridad a este nombre artístico y así se le conoció cuando se convirtió en la ‘Xuxa colombiana’. En 1990, cuando tenía 16 años, se ganó un carro en un concurso de Palmolive, y por ahí derecho un contrato para ser la imagen de esta marca. Un año después, Punch Televisión la buscó para que presentara un programa infantil. Xiomi no cantaba ni en la ducha pero aprendió, pues sabía que su destino en la vida era trabajar para los niños. El Show de Xiomi estuvo al aire durante un año, grabó tres discos con Sony Music y tuvo que dejar las carreras de comunicación social y ciencias políticas que había empezado para trabajar en Perú. Durante cuatro años, entre 1992 y 1996, viajó por 23 países y grabó dos discos más con el programa infantil Nubeluz. Después de esa etapa regresó a Colombia a estudiar bioenergética. En Perú había aprendido sobre cosmogonía inca y empezó una carrera de instructora de yoga, sin alejarse de la televisión. A finales de los 90 trabajó en noticias, realizó el programa ecuatoriano Xiomi América e interpretó a ‘Fidelina’ en la telenovela Alejo Durán. En 2001 hizo un posgrado en sicoterapia transpersonal y se dedicó de lleno a las emociones y los sentimientos humanos. Ha escrito columnas sobre superación personal, fundó su propio centro de yoga en el norte de Bogotá y desde hace un año y medio coordina el programa ABC del bebé de CityTV. Tiene dos hijas, Luna y Monserrat, a quienes todavía les canta Ilarilé y sus éxitos de animadora de show infantil.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1832

PORTADA

El fantasma del castrochavismo

La mitad del país cree que Colombia está en peligro de convertirse en la próxima Venezuela. ¿Cuáles son las posibilidades reales de que eso suceda?