Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

Ventana Modal

Este contenido se reemplaza via ajax por el del html externo.

×

×

| 7/19/2008 12:00:00 AM

Qué pasó con

Helmut Bellingrodt
 
Los que no pudieron verlo en su momento, tal vez no se imaginan que este hombre, más cercano en apariencia a Europa que al Caribe colombiano, fue el ganador de la primera medalla que obtuvo Colombia en unos Juegos Olímpicos. El hecho ocurrió el primero de septiembre de 1972, en Munich, cuando Helmut, de 23 años, se subió al podio para colgarse la presea de plata tras obtener 565 puntos en la prueba de tiro al jabalí. El país celebró ruidosamente y en especial los barranquilleros, quienes se congregaron en la Universidad Autónoma del Caribe para recibirlo como el primer laureado en 40 años de participaciones en una Olimpíada. Doce años más tarde, en Los Ángeles, este arquitecto repitió su hazaña y reafirmarse como una de las glorias del deporte nacional.
 
La carrera de Helmut, hijo de un barranquillero de ascendencia alemana, y de madre de Hamburgo, fue fruto de una afición que comenzó a los 6 años y que hoy, con 59, aún sigue vigente. Hace 13 años abandonó el tiro al jabalí para dedicarse al platillo, en categoría senior máster. Así participó el mes pasado en los juegos Interligas en Medellín. Actualmente preside la Federación Colombiana de Tiro y acompañará a Diego Duarte en los Olímpicos de Beijing, quien según Helmut, “está preparado para ganarse una medalla”. La vida de este barranquillero no sólo ha trasegado en el deporte. Ha sido Secretario de Gobierno y director de Indeportes del Atlántico, en 2006 fue coordinador de los Juegos Centroamericanos y del Caribe, y también fue cónsul en Panamá, Aruba y República Dominicana. Por ahora está a la espera de jubilarse y de que Friedrich, el menor de sus cuatro hijos, siga sus pasos.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 1850

PORTADA

El hombre de las tulas

SEMANA revela la historia del misterioso personaje que movía la plata en efectivo para pagar sobornos, en el peor escándalo de la Justicia en Colombia.